lunes, 7 de julio de 2014

Los Animales Prehistóricos Y Las Plantas

Cuando nos referimos a los animales prehistóricos, solemos tener en mente a los dinosaurios. En realidad tiene sentido, por la sencilla razón que lo vemos como algo muy lejano. Pero en realidad la prehistoria no hace tanto que se quedó atrás. De hecho, el ser humano, en la época neolítica, utilizaban animales para la cultivación de las plantas entre otras cosas.
La época del neolítico, fue cuando el ser humano comenzó con la práctica de la ramadería. Pero observaron que les era muy dificultoso con sus esfuerzos. Por ello, aprendieron, que si domesticaban a los animales prehistóricos de la época, ahorrarían esfuerzo y tiempo.


La domesticación de los animales prehistóricos de la época

Para poder emplear las técnicas de ramadería y de plantación para que el poblado pudiera alimentarse, no tuvieron más remedio que domesticar una serie de animales para tales funciones.
En el momento que decidieron hacer este tipo de prácticas, estudiaron los diferentes animales que les podrían interesar para dichas tareas. Para ello, vamos a mostraros algunos animales prehistóricos que fueron domesticados por el hombre:
El perro: es uno de los mamíferos más antiguos de la prehistoria. Emplearon este animal para la vigilancia de las cosechas, animales y de paso daba aviso al poblado de futuras invasiones por otros humanos.
La cabra: según registros, es el primer animal que fue domesticado por el hombre. Estaba enfocada para el pasto y para alimentar al pueblo.

El buey: sin lugar a dudas, servía para la ramadería y las plantaciones. Con su gran fuerza, el ser humano ahorraba mucho tiempo y energía.
El cerdo, caballo y el cordero fueron los últimos animales domesticados por el hombre en la época neolítica.




Las plantas en el neolítico


En la época del neolítico, las plantas ganaron mucho protagonismo en las vidas de las personas. Se convirtió en una de las principales fuentes de alimentos para el poblado conjuntamente con los animales destinados para ello.
Pero ¿cómo eran las plantas en el neolítico? Vamos a detallarlos.
El trigo sin lugar a dudas fue de las primeras plantas que descubrió el hombre para la cosecha, y con ella se podía hacer los cereales para así poder alimentarse.
Los guisantes y las lentejas también fueron cosechadas por el hombre desde el inicio del neolítico, aunque no con la misma repercusión que el trigo.
El cultivo de arroz y maíz también tuvo su protagonismo en la época neolítica. De hecho, eran alimentos comunes en las civilizaciones colombianas en los años 6800-5000 A.C. Actualmente estas plantas ya no se encuentran en estado silvestre, pero en el neolítico, tuvieron que hacer modificaciones para que se pudiera ingerir sin ningún tipo de problema.


Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus seguidores y amigos. ¡Con un simple gesto me ayudarás tanto a mi, como a ellos! Y no olvides que te puedes suscribir y recibir mis artículos por correo.

sábado, 5 de julio de 2014

Los Perros Y El Jardín


Todas las personas que tienen perros, no les cabe duda, que son sus mejores amigos. Su lealtad, comportamiento y el amor incondicional que prestan estos encantadores animales es la gran prueba de ello. Pero no siempre actúan de la forma que deseamos. Especialmente si tenemos un jardín en nuestra casa, ya que podría ser un augurio de futuros problemas.
En el momento que tenemos un jardín y un perro, hay que tener en cuenta una serie de factores, para que las inquietudes del animal y las nuestras se encuentre en un equilibrio constante, porque de lo contrario, nos podemos encontrar con momentos tormentosos, incluso pérdida de dinero por tener que reparar los desperfectos causados por el perro.
los-perros-y-el-jardín

Necesidades del perro


Es importante tener en cuenta las necesidades de nuestro perro, y a ser posible, cambiar algunos hábitos de su conducta para no tener males mayores, ya que, algunos de los gustos del perro en tu jardín podrían ser estos:
Querer escarbar la tierra
Comerse las plantas
Ladrar a los vecinos
Hacer sus necesidades en el jardín
Estos factores claramente nos perjudica a nosotros, porque nos puede crear una serie de problemas indeseables y tenemos que cortar por la raíz a toda costa estos sucesos.

Posibles soluciones para la convivencia entre el perro y el jardín


Aunque cada caso es diferente, existen algunos parámetros que nos puede indicar qué pasos hacer para que la convivencia de ambos sea plenamente satisfactoria. Para evitar futuros males, y teniendo en cuenta la conducta de los perros, te vamos a detallar algunos consejos para que tu jardín y el perro se encuentre en óptimas condiciones:
Limita una frontera para que tu perro sepa cuál es su territorio (a los perros les encanta sentirse amos de una zona en concreto)
Evita cambiar el sendero creado por el animal ( es una forma perfecta para prevenir futuras excavaciones de tierra)
Pon su caseta en una zona que el sol predomine la mayoría del tiempo tanto en verano como en invierno
Compra juguetes para que tu animal se centre en ellos y no en el jardín
Cerca las plantas más importantes para ti, y así evitar futuros daños graves.

Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus seguidores y amigos. ¡Con un simple gesto me ayudarás tanto a mi, como a ellos! Y no olvides que te puedes suscribir y recibir mis artículos por correo.