sábado, 26 de mayo de 2012

Campana de viento para jardín con macetas

En España no es muy típico ver campanas de viento en los jardines, pero en otras latitudes es algo habitual. Si te apetece podemos ver como hacer nuestra propia Campana de viento para jardín con macetas, esta magnifica idea de decoración para nuestro jardín, la he encontrado en HGTV. No es demasiado difícil de hacer, pero si que es laboriosa y entretenida.


Materiales que vamos a necesitar, para crear nuestra Campana de viento con macetas:
* 3 Macetas mini.
* 1 Maceta pequeña.
* Bolas de madera, para producir el ruido al golpear contra las macetas.
* Cuerda, suficientemente fuerte para aguantar el peso de las macetas, y que quepa por los agujeros de las macetas.
* Arandelas, más grandes que los agujeros de las macetas. Lo ideal es buscar que no se oxiden.
* Gancho para colgar nuestra Campana de viento.
* Pintura acrílica para decorar.
* Cuentas de colores para el final de la cuerda, necesitamos algo que aporte algo de peso.
Para las flores de decoración final:
* Palos de madera, que pueden ser de los que se usan para las brochetas, o de helados....
* Para las flores: Se pueden hacer de madera, de cartón (menos recomendable) y decoradas con botones.
* Pegamento (si utilizamos madera, para las flores, sería ideal usar cola blanca).
* Gravilla para sujetar las flores (poca, que no pese mucho todo el invento).
* Sellador acrílico.



Lo primero que vamos a realizar en nuestra Campana de viento, es realizar los trabajos que tengan que ver con la pintura. Pintaremos nuestras macetas de los colores que nos agraden y luego pintaremos los palos de madera con los que crearemos los tallos. Pintamos también las flores: lo más fácil de hacer es imitando margaritas. El centro de la margarita puede ser un botón de gran tamaño.
Pegamos los palos de madera a las flores con el pegamento.
Una vez secos todos los trabajos de pintura, podemos aplicar un sellador acrílico para proporcionar a todos los elementos una mayor resistencia a las inclemencias.





Ahora llega la parte más complicada: montar el entramado de cuerdas que sujetan la Campana de viento.
Necesitamos cortar cinco piezas de cuerda, de aproximadamente un metro de largo.
Tomamos 4 de las cuerdas y pasamos una arandela hasta la mitad, donde haremos un nudo en la propia arandela, de esta manera a partir de la arandela nos quedaran 8 piezas de cuerda.  La última pieza de cuerda, la atamos también a la arandela por una punta, sin doblar. Ahora tenemos 9 trozos, 1 más largo y 8 más cortos.
Pasamos el conjunto de cuerdas, por el agujero del fondo de la maceta más grande, de dentro hacía afuera de la maceta. De esta manera la arandela queda dentro de la maceta, sujetando todo el entramado de cuerdas, y las cuerdas fuera. Para que la cuerda más larga no nos moleste, mientras colgamos el resto de macetas, lo ideal es poner una arandela en la punta y meter toda la cuerda dentro de la maceta (así podemos recuperar la cuerda cuando la necesitamos, tirando de la arandela).






Ahora se complica un poco más. Vamos a tomar dos cuerdas y aproximadamente a seis centímetros del agujero de la maceta grande, hacemos un nudo para unirlas. Lo repetimos con todas las cuerdas y formamos cuatro parejas unidas. Ahora a aproximadamente a unos tres centímetros, cojamos una cuerda de cada pareja adyacente y hacemos otro nudo, así hasta crear otras cuatro parejas de cuerdas (estamos tejiendo una malla). Importante es intentar conseguir que los nudos queden más o menos a la misma altura.
Ahora es cuando tiramos de la cuerda central, la más larga y las otras quedarán alrededor de la maceta más grande creando la malla que he comentado. Estas cuerdas las dejaremos todo lo largas que queramos, para que las flores que vamos a colocar en la parte superior luzcan bien. Atamos la cuerda resultante al gancho del que vamos a colgar nuestra Campana de viento y cortamos la cuerda que nos sobre.
(Ufff, hemos hecho lo más complicado).







Ahora ponemos la maceta grande a un lado y extendemos la cuerda central en la mesa, quitamos la arandela de la punta.
Vamos introduciendo por orden, una maceta pequeña, una arandela y una bola. Lo ideal es que queden unos 6-7 centímetros entre la maceta grande y la pequeña. Atamos la arandela, para impedir que la maceta se deslice. A la altura que nos pida la maceta, atamos la bola de madera y lo mismo repetimos con las tres macetas pequeñas. Puede ser interesante promediar un poco la cuerda y ver donde nos pueden quedar las macetas.
El toque final lo ponemos con las cuentas de colores al final de la cuerda. Ojo, tienen que pesar un poco para que la cuerda tenga una mínima tensión.


Ponemos las flores en la maceta superior y.... tenemos lista nuestra Campana de viento para colgarla.
Espero que si te atreves a hacer este maravilloso bricolaje, lo disfrutes durante todo el verano.
Fuente: HGTV






4 comentarios:

Cristina Sanjosé dijo...

Jo, qué bonito. Me lo apunto como posible idea para la redecoración del balcón que estoy pensando.

Luzdelunna dijo...

bonito paso a paso y ademas se puede poner donde quieras!!!!

Miguel Illescas dijo...

Me alegro de que os guste, aunque reconozco que es un poco laborioso.

Seorimícuaro dijo...

Es precioso!