miércoles, 14 de noviembre de 2012

Cultivos de otoño para el huerto: guisantes, habas y ajos

Para los que tienen la suerte de poder destinar una parte de su jardín para el huerto, probablemente se estén preguntando que es lo que puede cultivar en otoño.
Es una época ideal para los guisantes y las habas, aunque según las zonas, (zonas cálidas) el cultivo se podría retrasar un poco. En algunas zonas también se cultivan los ajos, aunque yo los ajos los suelo dejar para diciembre, en días sin heladas.

guisantes-floreciendo-cultivo-otoño-huerto
Guisantes

Los guisantes en el jardín presentan un atractivo porte trepador, y los primeros de la temporada acabados de desgranar son tan dulces que se podrían usar aperitivo o dentro de las ensaladas. Te garantizo que si no has probado unos guisantes en temporada recién cortados, no puedes apreciar el sabor real de unos guisantes.
Para sembrar guisantes, igual que para cualquier cultivo del huerto lo ideal es preparar primero el terreno. Yo suelo esparcir abono natural por encima de la parcela destinada al cultivo, y a continuación cavo el terreno de manera que mezclo el abono con la tierra.
Los surcos para los guisantes no deben de ser muy profundos, basta con unos 4 o 5 centímetros poniendo varios a la vez separados unos de otros por 5 o 6 centímetros. En cuanto a la separación entre surcos depende un poco, se pueden separar unos 30 o 35 centímetros, pero debes de pensar que luego tienes que pasar entre ellos para recogerlos y cuanto más juntos están más difícil resulta recolectarlos.
Las habas al igual que los guisantes no son hortalizas, pertenecen a las leguminosas, pero al contrario que las lentejas, garbanzos, etc, se consumen frescas.

habas-floreciendo-cultivos-otoño-huerto

No se si alguna vez habéis hecho el típico experimento de colegio, en el que se pone una haba entre algodones para ver como germina, si es así sabrás que las habas germinan con gran facilidad. Te recomiendo que las recojas cuando son pequeñas, el sabor cambia bastante en cuanto crecen demás.
Para sembrar las habas no suelo hacer surcos, tiro una cuerda para que me queden rectas y pongo 3 o 4 en cada agujero  y a una profundidad igual que los guisantes. La distancia entre plantas si es mayor, aquí hay que dejar unos 30 o 40 centímetros entre plantas y otros tantos entre filas, siempre y cuando sean de porte bajo, si son trepadoras, quizás habría que dejar más.
El inconveniente que tienen los ajos es el tiempo que vamos a tener ocupado el espacio. Los ajos se siembran entre finales de otoño y principios del invierno, pero hasta los primeros meses del verano, no podremos levantar el cultivo, siempre que queramos ajos para guisar, por que podríamos cortarlos como ajetes tiernos.

ajos-brotando-cultivos-otoño-huerto
Ajos

Para los guisantes y las habas, tendremos que comprar la simiente en algún vivero o garden center, pero para los ajos sirve cualquier cabeza de ajo de las que compramos en el supermercado. Para cultivarlos utilizaremos los dientes de ajo, por tanto desgranamos la cabeza y lo ideal es utilizar los más grandes.
Haremos un surco no muy profundo y los pondremos a una distancia de unos 5 centímetros, y unos 15 o 20 centímetros entre surcos. Las normas para plantar ajos son las mismas que si plantas bulbos de otoño, tanto para profundidad como par distancias, al fin y al cabo los ajos son bulbos.
Para todos los cultivos se aplica la norma que he dicho para los guisantes a la hora de preparar el terreno.
Espero que te plantees el utilizar parte de tu jardín para cultivar alguna de estas maravillas, seguro que disfrutas viéndolas crecer, pero nada que ver cuando te las comas.

2 comentarios:

Cristina Sanjosé dijo...

Me quedo con los guisantes solo. No soy muy de legumbres.

Miguel Illescas dijo...

Estoy contigo, los guisantes recién cogidos son divinos, aunque las habas pequeñas están muy buenas.

 
font-sice:20px;